martes, 8 de junio de 2010

El "fenómeno Crepúsculo" sigue imparable y llega a la ficción española

No es extraño ir a una librería y que nuestra vista se llene de libros con portadas similares: fondo negro, letras rojas, y si acaso algún detalle en blanco, o en morado oscuro. Y todos giran en torno a un tema: vampiros. La saga "Medianoche", de Claudia Gray; "La casa de la noche", escrita por P.C Cast y su hija Kristin Cast; "Cazadores de sombras", de Cassandra Clare, o "Besos de vampiro", de Ellen Schreiber, son sólo algunos ejemplos de lo que ha dado de sí el tema en los últimamente.

¿Qué ha desatado este boom? Sin lugar a dudas, y como todos sabemos, Stephenie Meyer y su "Crepúsculo". La saga ha llegado también a la cartelera de los cines, aumentando su éxito y confirmando, por si quedaba alguna duda, que los libros eran auténticos best-sellers. Robert Pattinson (Edward) y Kristen Stewart (Bella) se han convertido en ídolos de masas de millones de adolescentes, y pocos son los que no han oído hablar de ellos.

El "fenómeno Crepúsculo" ha llegado a la pequeña pantalla. Dos ejemplos de series estadounidenses basadas en otros sagas vampíricas (aunque esos libros son anteriores a Crepúsculo) son "True Blood" y "The Vampire Diaries". La primera de ellas, de la HBO, se emite desde hace tiempo en España en Canal + y en Cuatro, y en unos días se estrena la tercera temporada. Por otro lado, "The Vampire Diaries" (The CW) ha comenzado a emitirse en las cadenas de la FORTA esta semana.

Sin embargo no todo acaba aquí; también ha irrumpido en la ficción española. Antena 3, que además tiene los derechos de "Crepúsculo" en España, comenzará a emitir en breve la TV movie española "No soy como tú" (podrían haber pensado mejor el nombre, todo hay que decirlo). La cadena quiere aprovechar al máximo el tirón que tienen los vampiros entre los más jóvenes. Habrá que ver si lo consigue.

Una temática más que trillada, que ha provocado que muchos fans originales de "Crepúsculo" (con originales me refiero a lectores del libro antes de todo el circo montado alrededor, y me incluyo) hayan pasado a mirar con malos ojos la saga, y sobre todo, la película. ¿Para qué queremos otra serie que gira en torno a lo mismo? ¿Para qué leer más libros casi idénticos? El misterio que rodeaba a los vampiros ha desaparecido, ya no llaman la atención ni tienen esa atracción que tenían antes. El causante: la saturación. Al menos podemos sacar algo bueno de todo esto: muchos adolescentes se han lanzado a leer. La literatura juvenil está viva.

2 comentarios:

  1. Tengo ganas de verla, espero que este tan bien como aparenta los anuncios.
    Un saludo

    ResponderEliminar